EL MANEJO DE LAS EMOCIONES EN EL COACHING

Si hay un reto pendiente en el ejercicio del coaching es sin duda el manejo de las emociones. Y no sólo porque las escuelas hablan de los tres dominios: cuerpo, lenguaje y emociones, pero se centran en el lenguaje, sino porque las personas tenemos un conocimiento culturalmente muy difuso sobre las emociones, los sentimientos y cómo nos afectan y podemos gestionarlos. Y para generar más confusión se tiende a hablar de las emociones como de algo positivo o negativo que hay que buscar o eliminar de la vida. ¡Qué gran desconocimiento!
Los días 8, 15 y 22 de febrero impartiré un curso “Habilidades y técnicas para el manejo de las emociones en el Coaching” Las emociones en el coaching. Con el cuerpo, la mente y la acción en el coaching. Un programa de desarrollo de coaches, homologado por ICF, Más información : www.lider-haz-go.es, 627 950 435, mpineiro@lider-haz-go.es

Anuncios

LAS EMOCIONES EN LA CARA

Charles Darwin publicó en 1870 su libro ”La expresión de las emociones en el hombre y los animales”. Analizaba cuáles eran estas expresiones y si eran reconocidas universalmente. De ser así, habría un componente genético importante y el peso de las diferentes culturas sería escaso. Darwin encontró que hay emociones universales. 150 años después se va a repetir su rudimentario estudio a gran escala y contando para ello con los medios que internet puede hoy aportar. En este enlace puede leerse más sobre esta investigación. http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/11/111116_crowdsourcing_darwin_internet_experimento.shtml
El estudio de Darwin partía de la hipótesis de que las personas podemos reconocer las expresiones de otras y las interpretamos como de una emoción determinada. Lo que probablemente no entraba en sus planteamientos es que los animales pudieran reconocer las emociones humanas e interpretarlas. Los que convivimos con mascotas sabemos de la especial habilidad de algunos gatos o perros para empatizar con tu estado emocional y ofrecerte cariño o por el contrario alejarse, y la especial habilidad de un caballo para detectar tu miedo y tirarte. Pero esto está muy lejos de los sorprendentes resultados de un estudio con palomas, una especie lo suficientemente distante en parentesco con nosotros como para pensar que no tienen porqué identificar nuestras emociones. Lo increíble es que son capaces de reconocer las emociones de las personas. Más información en http://noticiasdelaciencia.com/not/1169/la_capacidad_de_las_palomas_para_reconocer_emociones_en_rostros_humanos/
Y todavía hay que argumentar y defender que haya programas de formación en inteligencia emocional desde la escuela. Algo de importante tiene que ser el reconocimiento de las emociones de otros seres cuando hasta las palomas son capaces de hacerlo.