LOS JUICIOS EMOCIONALES

cuaderno coaching¿Eres de los que piensas que la emoción es algo que te habita y te posee como si fuera un alien, o de los que piensan que las emociones son algo desconocido, impenetrable e inmanejable? Son unas opiniones interesantes, pero… con las que este texto no coincide.
Entendemos las emociones como estrategias del ser humano para hacer frente a lo que le ocurre, que le permiten interpretar la información y valorarla de acuerdo con lo que significa para él esa situación.
Para un coach habituado a trabajar con el lenguaje y la acción, el trabajo con las emociones del coachee probablemente sea un gran desafío, y no tanto por la naturaleza de éstas, como por el desconocimiento del coach de cómo abordarlas.

La propuesta es muy sencilla: ¿qué pasaría si trabajamos las emociones como juicios de posibilidad? Bien es cierto que a veces son juicios maestros, de esos que imperan en nuestra forma de hacer y de ser, pero juicios al fin y al cabo. Para Aaron T. Beck, el psicólogo más importante de la terapia cognitiva, las emociones son siempre generadas por el pensamiento. Por ejemplo, la idea de pérdida produce tristeza; la ofensa, enfado y el peligro, ansiedad.

Eso sí, el componente somático de las emociones hace que esos juicios se materialicen en el cuerpo y sea más laborioso, ¡a veces complicado!, moverlos y que necesites trabajar todos y cada uno de los componentes de la acción que genera ese juicio: cuerpo, sentimiento y pensamiento para conseguirlo. Pero volviendo a la idea básica de considerar que la emoción es un juicio, ¿cómo me enfrento a ella?

Al igual que mis compañeros de promoción ésta fue la pregunta que me hice al encontrarme con mis primeras sesiones de coaching. Fruto de una intensa labor de investigar, revisar, experimentar, contrastar e integrar, llegué a diseñar un modelo que me ofrecía sencillas y operativas distinciones emocionales plenamente inmersas en las aportaciones de la Psicología Positiva.

Este modelo de “emociones capacitantes” nos ofrece ocho emociones para trabajar en coaching. Cada una es en sí misma una estrategia para responder ante lo que nos ocurre. Además, cada una responde a un juicio de valor con el que interpretamos, no sólo hechos externos, sino nuestros propios pensamientos y sensaciones de una forma más o menos consciente.

modelo de emociones

Lo que hace que el coaching sea especialmente útil con las emociones es que puede mejorar nuestro grado de consciencia sobre ellas, ya que habitualmente ni siquiera nos damos cuenta de que estamos en una emoción, y mejorar nuestro grado de consciencia sobre nosotros mismos es uno de los efectos inmediatos que ofrece el coaching.
Veamos en detalle cada una de las ocho emociones capacitantes:

Puedes continuar leyéndolo en el artículo publicado en Cuadernos de Coaching 09 de ICF en este enlace:
http://www.cuadernosdecoaching.com/CC10.pdf
Próximamente saldrá publicado el libro que desarrolla el modelo y en el que se podrán identificar los componentes de cada emoción. Será seguro un libro esencial para todo coach.

3 pensamientos en “LOS JUICIOS EMOCIONALES

  1. Me ha resultado muy interesante. Estoy deseando que tu libro esté en las librerías para podérmelo leer.
    Pilar Guijarro Suárez

    • Hola Nacho,
      La verdad es que lo que planteas da para otro post y de los largos. Hay emociones que tienen que ver con nuestro necesidad de sobrevivir, son emociones que nos ayudan a responder en situaciones de ataque y amenaza, y en las que la respuestas son huir-luchar-esconderse. Lógicamente son las más primitivas porque gracias a su pronta respuesta podemos sobrevivir, ahí tienes la ira y la que he denominado ansiedad que recoge el miedo. No es que hagan aflorar otro yo sino que despiertan en nosotros reacciones muy rápidas defensivas, que cuando las pasamos por el filtro del pensamiento no las vemos tan necesarias. Prometo escribir otro post con más información y cómo gestionarlas.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un cordial saludo
      Isabel Aranda

  2. Felicidades por el libro, estoy seguro que será muy interesante.
    Comparto tus opiniones mostradas en post sobre la importancia de las emociones y como trabajar con ellas.
    En mi desconocimiento, porque he leído muy poco sobre el tema, me gustaría saber que opinas sobre las emociones que hacen “despertar” al cerebro que llaman inferior o “reptiliano” si no recuerdo mal. Algunos dicen que esas emociones llevadas al extremo (enfado, excitación, etc) pueden hacer aflorar otro yo. Que reaccionamos de manera totalmente distinta a la que pensábamos que iba a ser nuestra respuesta o comportamiento.
    Si es cierto, ¿cómo podemos controlarlas si es que se puede llegar a hacerlo?
    saludos.

    Nacho Pereda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s